¿Cómo tratar a una persona con demencia de forma adecuada?

¿Cómo comportarse con una persona mayor con demencia cuando ya no es capaz de decirte cómo se siente o qué desea? Si estás viviendo cerca de alguien que padece una pérdida cognitiva en cualquiera de sus fases, te habrás hecho más de una vez esta pregunta. Con motivo de la reciente celebración del Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez, nos gustaría compartir contigo algunas ideas para mejorar la calidad de vida de los más mayores.

5 claves para garantizar el bienestar de las personas mayores con demencia

El día a día de quienes cuidan a las personas dependientes puede ser un camino desalentador, sobre todo cuando hay que compaginar esta tarea con obligaciones laborales y familiares. La buena voluntad y el cariño no siempre bastan para afrontar los retos que plantea la convivencia con un familiar con un trastorno neurodegenerativo. Un cuidador no profesional puede verse desbordado por muchas circunstancias cotidianas que, a menudo, generan frustración y sentimientos de culpa. Gestionar las emociones no siempre es fácil en estos casos.

En nuestra Residencia de mayores de Fuenlabrada en Madrid, tenemos en cuenta estos factores y apoyamos a las familias con un equipo altamente cualificado que ofrece profesionalidad y una exquisita atención. Mantener y mejorar la calidad de vida de los mayores es nuestro principal objetivo. Nuestra experiencia nos confirma que los siguientes cinco puntos son cruciales para lograrlo.

  1. Las personas mayores necesitan un hogar seguro y adaptado a sus necesidades. Las residencias se han convertido en espacios más acogedores y seguros en los que los residentes pueden sentirse como en su propia casa.
  2. Fomento de la vida social y familiar. Las residencias no deben ser un lugar aislado. Los mayores en condiciones de hacerlo pueden salir y mantener sus vínculos sociales y familiares con total normalidad.
  3. Actividades para la demencia. El ejercicio físico y el juego facilitan la preservación de las destrezas fundamentales, potencian la memoria y favorecen la movilidad, la resistencia y la coordinación.
  4. Participación activa en actividades socioculturales que favorezcan la diversión, la autonomía y la cohesión del grupo de residentes.
  5. Atención centrada en la persona. El cuidado de personas mayores debe ser siempre individualizado. Todo cuidador profesional debe refinar sus habilidades de escucha, conocer bien a los residentes e involucrarlos al máximo en la toma de decisiones.

Los beneficios de las residencias de mayores para las personas con demencia son múltiples, tanto para los residentes como para sus familias. Ofrecemos a tu familiar el seguimiento y los cuidados que necesita, con cariño y profesionalidad. Queremos que se sienta como en casa, que gane en autonomía y en bienestar, porque sabemos que los mayores tienen aún mucho que aportar a nuestra sociedad.

¿Cómo tratar a una persona con demencia de forma adecuada?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

quince − 9 =

Scroll hacia arriba