La animación sociocultural en las residencias de mayores

Toda residencia de mayores conoce la importancia de la animación sociocultural para evitar el deterioro cognitivo de los residentes. Desde nuestra la Residencia de Mayores Fuenlabrada y aprovechando la celebración del Día Mundial de la Risa, vamos a ver hasta qué punto resulta beneficiosa para la salud mental de las personas mayores.

La animación sociocultural en una residencia de mayores consiste en preparar actividades para personas mayores con el objetivo de que participen activamente y se desarrollen en su entorno sociocultural.

Con este método de intervención activa pretendemos motivar al grupo de personas al que se dirige una actividad de ocio concreta. Pero no consiste únicamente en entretener a los residentes; también se fomenta la cooperación interpersonal, el desarrollo propio y la adaptación al entorno en el que viven. Por tanto, es una herramienta con la que podemos mejorar el bienestar del usuario.

Preparar actividades adaptadas a las capacidades físicas y cognitivas es fundamental para la salud mental en personas mayores. Actividades en el exterior como excursiones o salidas a museos, actuaciones cómicas, bailes, juegos grupales, proyecciones de cine, círculos de lectura… Son solo algunos ejemplos de actividades perfectas para conmemorar y celebrar el Día Mundial de la Risa.

Beneficios de las actividades para personas mayores

Disminuyendo su pasividad conseguimos motivarlos, activarles y, sobre todo, alegrarles durante unas horas. No en vano se suele decir que la risa es una de las mejores medicinas.

Además, las actividades propuestas siempre se enfocan a que haya colaboración entre los participantes; una buena cohesión grupal que puede exceder los límites de la actividad ayuda a reforzar los lazos diarios entre los residentes. Las amistades en la residencia son muy importantes para que el usuario se encuentre más cómodo y feliz durante su estancia. Es relevante soslayar en lo posible el aislamiento y la soledad.

Asimismo, y aunque se hagan en grupos, también se favorece la independencia personal del residente. Cada uno tiene su función, su reto personal. Alcanzarlo les aporta una sensación de superación que, en la mayoría de las ocasiones, tenían olvidada. Sentirse útiles de forma individual y colectiva es una pieza fundamental para favorecer su optimismo, vitalidad y felicidad.

Por último, no debemos olvidar que impartir este tipo de programas de animación sociocultural también es beneficioso para la propia residencia. Así se consigue crear un entorno cálido, familiar y confortable, tanto para residentes como para trabajadores. Se construyen vínculos en una gran familia en la que todos se sienten queridos.

Como profesionales del sector, sabemos los múltiples beneficios que comporta la diversión en una residencia de mayores. Estimular de forma positiva a los residentes es clave para tratar ciertas enfermedades y mejorar su estado anímico. De ahí la importancia de contar con un programa de animación sociocultural en toda residencia de mayores de la Comunidad de Madrid

La animación sociocultural en las residencias de mayores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + 3 =

Scroll hacia arriba