Cambios de comportamiento en las personas con Alzheimer: atento a las señales

El alzhéimer es una enfermedad degenerativa neurológica de tipo progresivo, que hace que las células cerebrales se afecten de tal manera, que mueren con el paso inminente del tiempo. Esto afecta principalmente las zonas en donde se encuentran los procesos cognitivos, de juicio, razonamientos y el control de impulsos nerviosos y emocionales.

Cuando se piensa en el Alzheimer, los síntomas que normalmente se asocian con la enfermedad son: pérdida de la memoria, deterioro cognitivo, desorientación y falta de juicio. No obstante, en muchas ocasiones, los cambios en el comportamiento son la primera señal de que una persona sufre de Alzheimer.

Para algunos, los cambios aparecen gradualmente y son difíciles de detectar al principio, pero para otros son más repentinos.

Cambios comunes en la personalidad y el comportamiento

  • Enfado y preocupación con facilidad.
  • Ocultar cosas.
  • Creer que otras personas están ocultando cosas.
  • Caminar lejos de casa y perderse.
  • Golpearse a sí mismos o a otras personas sin una razón aparente.
  • Malinterpretar lo que ve, siente o escucha.
  • Imaginar cosas que no existen o que no están ocurriendo.
  • Perder inhibiciones.
  • Presentar sentimientos de tristeza, estrés, confusión, ansiedad o miedo sin una causa evidente.

Ejemplos y posibles escenarios de cambios en el comportamiento

  • Huir: puede ser a causa de la ansiedad o por creer que tiene algo que hacer, como ir a trabajar.
  • Desvestirse: ya sea porque necesita ir al baño, tener ropa incómoda, o porque hace demasiado calor o frío.
  • Tener miedo, evitar hacer algo o llorar: posiblemente está relacionado con el entorno. Por ejemplo, tener miedo al baño porque piensa que el agua es demasiado profunda, o pisar una alfombre negra porque lo percibe como un agujero profundo.
  • Comportamientos agresivos: puede ser a causa de sentir dolor o malestar, frustración por la pérdida de autonomía, o la percepción de una amenaza o de que invaden su espacio personal.

Cómo lidiar con esta situación

El cuidado de personas mayores no puede basarse en intentar cambiar el comportamiento relacionado con el Alzheimer, sino aprender a sobrellevarlo y adaptarse a cada caso. Aquí van algunos consejos:

Mantener la calma

Es contraproducente aumentar la frustración, miedo o ansiedad de la persona que sufre Alzheimer. Lo más importante es mantener la calma y aceptar que el comportamiento que tiene no es intencional.

Crear una rutina

Trata de crear una rutina diaria, organizada y predecible para la persona que sufre demencia. Esto le proporciona comodidad y una estructura sólida en dónde apoyarse.

Identifica que causa el cambio de comportamiento

Determina si hay algún evento o suceso que desencadena el cambio de comportamiento. Por ejemplo: un visitante inesperado que interrumpe la rutina cotidiana de la persona.

Redirigir la persona hacia otra tarea

Desde ayudar con algo hasta iniciar una actividad para Alzheimer como ejercicios para la memoria. Lo importante es mantener a la persona ocupada con algo que le agrade o que le haga sentir que es de utilidad.

Buscar ayuda profesional

Si sientes que el cuidado de un ser querido con Alzheimer es demasiado abrumador o los cambios de comportamiento son muy agresivos, es una buena idea pedir ayuda profesional.

En la Residencia de Mayores Fuenlabrada contamos con cuidadores y profesionales de la salud que harán todo lo posible por proporcionar una vida más cómoda, segura y agradable a tu ser querido En las residencias de mayores de la Comunidad de Madrid contamos con ciertos métodos de acción para el cuidado y trato con personas que sufren esta enfermedad.

Si necesitas más información o tienes cualquier duda, no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte y hablar contigo.

Cambios de comportamiento en las personas con Alzheimer: atento a las señales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

doce + 15 =

Scroll hacia arriba